SEMILLAS ALBARICOQUE BIO • Ayursana • 160 cápsulas

33,59

Las semillas de albaricoque son ricas en Vitamina B17. La vitamina B17, también conocida como “Laetril” o amigdalina, fue descubierta en 1950 por Ernest Krebs, Jr. que afirmó que el cáncer constituye una enfermedad causada por la deficiencia de la vitamina B17.
El Dr. Krebs logró identificar este compuesto como parte de la familia de los nitrilosidas que se encuentra en abundancia en más de 1200 plantas en todas partes del mundo, abundando, especialmente, en la semilla de las frutas de la familia Prunus rosacea, (almendro, albaricoque, cerezo, endrinas, nectarina, durazno y ciruela). También la hay en diversos pastos, en el maíz, en el sorgo, en el mijo, en el cazabe, en la semilla de lino, en las semillas de manzana y en muchos otros alimentos que han ido siendo descartados del menú del hombre moderno.

Oculto en el Himalaya, y perteneciente a Pakistán, se encuentra el valle de Hunza, cuyos habitantes son famosos en todo el mundo por las edades avanzadas que suelen lograr mientras disfrutan de excelente salud. Suelen vivir más allá de los 100 años, y muchos llegan a los 120. Médicos que han viajado por esos lugares informan que en Hunza no existe el cáncer. Esto se ha relacionado con una ingesta importante de semillas de albaricoque (o Damasco). No es raro culminar un almuerzo con 30 a 50 pepitas de albaricoque como postre. Y es que los oriundos de este valle miden la riqueza de una persona en árboles de Damasco.